Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de abril 12, 2015

Proyecto Meritene

A medida que nuestra edad avanza, el ritmo de vida cambia y podemos dedicar
más tiempo a todo aquello que nos gusta: aprovechamos para disfrutar de la
familia, practicar algún hobby, ocuparnos de nuestros nietos o viajar. Sin embargo,
a veces notamos que nos faltan ganas y fuerza para realizarlo.
Es normal que con la edad podamos empezar a sentirnos más cansados. Nos cuesta realizar
las tareas del día a día y debemos parar más a menudo para reposar.
También es posible que experimentemos alguna dificultad para masticar, falta de gusto
u olfato, o disminución de la movilidad, por lo que el cansancio y desánimo son todavía
más notables. En otras ocasiones, puede que hayamos pasado por alguna enfermedad o
intervención clínica que necesiten tiempo para la recuperación.
La presencia de algunos de estos factores o su combinación pueden provocar falta de apetito
o dificultad para ingerir alimentos. Una baja ingesta de los nutrientes principales puede
conducir al riesgo nutricional.
Seguir una alimentaci…